viernes, abril 30, 2004

Buenos recuerdos


Uno de los cuentos del libro de Lydia Davis, "Samuel Johnson está indignado" habla de los buenos recuerdos que tendremos cuando seamos viejos y sólo tengamos el consuelo de los buenos recuerdos.
La protagonista del cuento repasa de un modo exhaustivo las cosas que le hacen sentir bien y se pregunta si serán parte de su memoria feliz en la vejez.
Es un cuento precioso:

"... De vez en cuando debería asegurarme de no pasar mucho tiempo sola, ni tampoco acompañada pero infeliz. De vez en cuando debería echar la cuenta: ¿cuántos buenos recuerdos llevo por ahora?"

Esta tarde vuelo de nuevo a Barcelona. A disfrutar de uno de esos fines de semana que - seguro - estarán en mi recurso de vejez.

Hasta el lunes.

APÉNDICE: Esta soldado norteamericana, guardará excelentes recuerdos de su paso por la Guerra de Irak.
No hay más que ver cómo se divierte. Y el calibre del prisionero iraquí.
APUNTO: si se han criado así de bien con Sadam, ¿qué coño fuimos a hacer allí?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home