viernes, marzo 28, 2003

Ritmo


Hoy digo lo mismo que Elenita Cue - la mujer de Alberto Cortina (¿indultado en breve?) - en la despedida de soltero de Alejandro Agag en Ibiza, tirada en el suelo, desvanecida: "Yo a este ritmo no puedo..."

Porque hoy se cumple mi vigésimo octavo día sin dejar de trabajar (sin fines de semana, ni diasdelpadre, ni nada...) Tengo de repente varias ofertas de compra del piso, y no sé qué hacer y todo va deprisa. Tengo que firmar el contrato de alquiler de la nueva casa (y el señor casero, sin llamar).

Echo de menos a muchos amigos (especialmente a A. e I., a M. y A.. A Cristina, a Miko...) Quiero pasar una tarde con mi hermano. Cenar con mi hermana. Volver a escribir gratis. Leer en casa y no en el metro. Salir a bailar. A emborracharme. Ir al cine. Tantas cosas. Tantas cosas...

Pero de momento, de momento otro fin de semana de trabajo intensivo y quizás un Lexatín. Aunque no me quejo. Esta tarde, esta noche, mañana, pasado mañana, J. Q. y yo cantaremos a dúo con los Hidrogenesse el que se ha convertido en nuestro himno:

No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo
que son mucho peor.
No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,...


Gracias. Muchas gracias, Genís.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home