miércoles, octubre 29, 2003

Autocrítica

A las pruebas me remito y confieso que NO he dejado de fumar y además: me empiezan a clarear las sienes y me salen brillos, como a una Kim Bassinger cualquiera.
Tanto criticar pajas ajenas cuando yo cargo con una viga modelo ampliación del Prado...

Pero claro, es lo que pasa cuando te enamoras y se te enamoran incondicionalmente: que no dejan de hacerte sentir estupendo y acabas por créertelo para abandonar la autocrítica de malísima manera... ¡y sin afeitar!

Mickey Rourke empezó así y terminó diciéndole guarradas a Isabel Gemio en Sorpresa, Sorpresa... así es que yo veré lo que me hago. Que una cosa es la autoestima y otra - muy diferente - la falta de vergüenza (torera).

[Hoy es 29 de octubre, San Narciso. Puritita casualidad.]

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home