jueves, marzo 15, 2007

Nunca hace suficiente calor en la sauna finlandesa. Y el constante goteo del techo de la sauna turca resulta desagradable, es tan repugnante sentir una gota de un agua espesa sobre la cabeza o el hombro como lo es sentir al sentarse el contacto de la piel de la espalda o de los muslos con los baldosines húmedos que recubren las paredes y esa enorme bancada a dos niveles que ocupa toda una pared, como un par de filas de asientos de unas gradas en una plaza de toros, o de un estadio sin butacas. O como los dos últimos escalones de bajada al infierno. O los dos primeros de subida. La sauna turca de la Sauna Adán bien podría ser el infierno, con ese vapor, ese olor, ese calor.


De repente, me encuentro con el reto del Infierno sin Dante a mano. Toca leerse a Dante.
A mitad del camino de la vida,
en una selva oscura me encontraba
porque mi ruta había extraviado.
------------------------------------------------
Dante nació en 1265 y se consideraban los treinta y cinco años como la mi­tad de una vida normal. La acción de la Comedia tiene lugar en la Semana Santa de 1300, dando comienzo, según la mayor parte de los intérpretes el Viernes Santo, 8 de abril, y acabará siete días después.

La selva oscura es la vida viciosa, el pecado; pero también la confusión de su pensamiento; e incluso la turbulencia política.

------------------------------------------------
Mal empezamos. Tengo 35 años.
No puedo seguir escribiendo hasta que no termine de leer a Dante.


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home