miércoles, junio 17, 2009

Al final no será nada, solo una fiesta


"Yo he tenido esta vocación social absolutamente sin límite en mi vida, pero en realidad lo he hecho porque siempre he entendido que en la vida social, en el exponerse hay un conocimiento y hay también un universo que no ha sido del todo bien narrado, y quienes lo han intentado siempre terminan muriéndose antes, agotados, yo creo, o hartos, o completamente deshechos de frustración o de desengaño también, por eso que apostaron y al final no era nada, era solo una fiesta."

Escuché decir hace unos días a Boris Izaguirre durante una entrevista en Canal Sur. Por encima de los cadáveres de Proust y Scott Fitzgerald.

Enternecedora esta ambición de Izaguirre, como si se hubiera propuesto vengar al pobre Truman Capote...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home