domingo, enero 26, 2003

Madrid by night


La naturaleza me ha dotado de una maravillosa capacidad: la imposibilidad de ligar en los bares. Mi sueño infantil de ser invisible, se cumple en los bares gays. Fenomenal. Menos mal que tengo un envidiable sentido del humor que me vacuna contra el ego hecho trizas de una noche de farra. ¿Será mi cara de bueno? ¿Será mi pelo? ¿Será - como dice mi amigo JQ - que no muestro con claridad mi desesperación? ¿O serán las gafas y Dorothy Parker tenía razón: 'Men seldom make passes. At girls who wear glasses'?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home