lunes, enero 20, 2003

Mejor


Las inmobiliarias han aprovechado que estoy en casa con fiebre para traer gente a ver el piso.

La primera cita, la de las 18:45, no ha aparecido. La segunda, la de las 19:30, sí. Y se ha comportado como si yo no estuviera aquí. Como si formase parte del mobiliario (estilo Imperio, eso sí...). Una pareja con un niño pequeño. Una de esas parejas heterosexuales en las que ella luce malos humos y mucho directo al grano y él mira alrededor pidiendo disculpas en su nombre. Y miraba la casa (y a mí) con esa actitud. Yo tenía cosas muchísimo mejores que hacer (pero mucho, mucho, mucho mejores) como para prestarle atención.

La chica de la inmobiliaria se ha sorprendido al ver la casa tan vacía y me ha dicho, "¡qué bien, ya lo tienes casi todo fuera!" Me he mordido la lengua... hasta sangrar.

A las 20:00 han venido de otra inmobiliaria. Tatianasielos!), antes de irse, me ha preguntado si no me daba pena dejar una casa tan bonita. Le he dicho que no.
- Claro, si te vas a una mejor... normal
-
Claro... Normal.

[Tatiana sabe algo que yo no sé. Pero como confío en los buenos augurios de los desconocidos, casi tanto como Blanche Dobois en su bondad, no he querido preguntar más...]

INFORME MÉDICO: No veré la Gala OTonight. Me ha subido la fiebre; creo que he pasado de la versión de Madonna a la de La Lupe.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home