martes, junio 23, 2009

Verbenero

Esto es acojonante: dos maricones medio calvos ensayan el IT'S RAINING MEN sobre el escenario que el comité de maricas independentistas-que-desfilan-el-Día-del-Orgullo-a-ritmo-de-sardana ha colocado justo debajo de mi balcón. Mientras, yo intento trabajar. Me está entrando una homofobia que te cagas.

Acaba de llamar a casa, Iván Darío, el primo de Mauro que conocimos en Pekín; está en casa de unos amigos en Barcelona y quiere que nos veamos esta noche. Aunque antes tenemos una mesa para cuatro en la terraza del CLARIS, que es un sitio que me encanta.

Y vuelve a sonar IT'S RAINING MEN. La madre que las parió a todas...

[UPDATE: Las danzarinas calvas ahora discuten a gritos sus distintos criterios coreográficos. ("¡Esto es glamour, nena!")]

1 Comments:

Blogger Javier Moreno said...

¿Si fuera la versión de la terremoto estarías más a gusto? ;)

(¡Quién los manda a vivir en el pleno corazón del gayxample?)

10:23 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home