lunes, junio 16, 2003

Barcelona ...


... es bona si la bolsa Sónar.

Y este fin de semana los detectores de metales de El Prat deben haberse vuelto locos con tanto piercing.

El viernes cenamos en un mexicano auténtico con platos deliciosos, ensaladas de cactus y otras maravillas. Para que no sufriéramos un colapso de placer, los dueños del local tuvieron la gentileza de incorporar un mariachi que cantaba entre las mesas. Eulalia cumplía años, y sus amigas cantaron al unísono. Una de ellas debía ser adicta al mex, porque tenía una cara de Frida que no se tenía...

Más tarde, tomamos una copa en una terraza y descubrimos que la globalización marica es todo un hecho contra el que nadie se manifiesta ni escribe libros (Naomi Klein, coño, deja de forrarte dando conferencias y haz el favor de ponerte ya con el "No Lobo... tomía".)
El gayxample se llena de damas de testa coronada con camisetas que parecen el disfraz del Capitán América o de Boomer (que me pilla más a mano).

Termino sin enterarme de si el término "bi-erótico" tiene algo que ver con el bífidus activo (o pasivo).

Sábado de paseos empapado en sudor. Descubro una nueva librería.

Encuentro en la La Central, "Las andanzas de Kip Parvati", un libro juvenil que acaba de publicar mi amigo Miguel Larrea.
Repito: mi amigo Miguel Larrea. "Las andanzas de Kip Parvati". Editorial La Galera. Y merece la pena. Más información según avance. Por el momento, página 63 y delicioso. Más que recomendable; recomendado.

La casa de La Sagrada Familia sigue en obras. Pero como son todos unos santos, no se quejan. El arquitecto querría que todas las familias para las que hace reformas fueran igual de encantadoras. No es así, para su desgracia.

De noche, Rilke a viva voz sobre las fuentes.

Domingo en casa.

A.L. es arquitecta y prepara una tesis acerca de cómo determina la lengua la estructura de una ciudad. Muy hermoso. Ella dice que el español es un idioma árido. Investiga cómo determina una lengua impuesta la configuración de una ciudad (Bogotá). Qué sale de aquello.
A.L. habla de ciudadanías que se conforman alrededor de lo monumental del espacio y otras a través de los ritos sociales. Muy interesante. Precioso.
[Parisinos felices habitan un cuchitril de 15 m2, pero viven junto a la Ópera de Garnier... por eso son felices]

Termino de leer "Un tranvía en SP", Premio Nacional de Narrativa 2002. Me conmueve pero no me interesa. Me llega, pero pasa de largo.

Vuelo de vuelta. Vuelo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home