viernes, junio 06, 2003

Nuevas oficinas


En las nuevas oficinas, salgo a fumar al patio trasero. Me siento en una silla de mimbre y miro al cielo mientras suelto el humo. Se escucha el canto de los pájaros, ¡qué asco de bichos - me digo - pero qué bien han monopolizado la BSO del locus amoenus, los muy canallas!

Cuando salgo a tomar un café a alguno de los bares de la zona, paso por delante del Registro Civil y veo matrimonios. Como el niño de El Sexto Sentido. Aunque él, por lo menos, no los veía vestidos de tules y rasos. Pero tenía que aguantar las muecas de Bruce Willis, que tampoco es moco de pavo. Y a una madre que anduvo loca por casarse (y por Abba) para - después de un flashback a los 50 - descubrir su lesbianismo latente.

En las nuevas oficinas solo se escucha el sonido de las teclas y a veces el del teléfono. Por eso pongo música. Ayer tuvimos monográfico Dionne Warwick canta a Bacharach:

I can hardly wait to hold you,
Feel my arms around you.
How long I have waited,
Waited just to love you,
Now that I have found you.

(The look of love)

Hoy, sin música. Aunque yo decoro el paisaje sonoro mecanográfico cantando a media voz frente a la pantalla de mi ordenador:

Fly me to the moon,
Let me play among the stars.
Let me see what spring is like on Jupiter and Mars.
In other words, hold my hand!
In other words, baby, kiss me.

Fill my heart with song,
And let me sing forever more.
You are all I long for, all I worship and adore.
In other words, please be true!
In other words, I love you!

(Fly me to the moon)

En las nuevas oficinas de mi empresa, esta mañana, se ha fundado un nuevo Club de Fans de la Warwick al desesperado grito de: "¡Que vuelva la Warwick! ¡Que se calle este... POR DIOS!"

Hasta el lunes a todos y feliz fin de semana (Flyyyyyyyyyy me to the moon, Let me play among the staaaaaaars.. )

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home