sábado, enero 20, 2007

Pekín

Mauro salió esta mañana hacia Pekín, donde se pasará toda la semana. Hoy es mi primer día solo en esta casa, estoy cansado y Zulema no pudo venir porque Pau está con gripe.
Me he levantado tarde, he limpiado la casa y me he puesto a leer 'El quinto en discordia' de Davis.
Quería escribir para el blog del periódico, algo para Lector Ileso, seguir con la transcripción de memoria de la entrevista que le hice a Alberto Olmos, o ser capaz de ponerme con Mansos. Pero no puedo hacer nada de eso.
Estoy cansado, desganado, y siento que no puedo escribir nada - si acaso esto de aquí. No tengo nada que dar. Quiero leer. Hoy, que me den.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bob, cariño, saberte lejos hace que te eche de menos. Yo, que no he podido encontrar el tiempo para quedar y verte, que no pude pararme a saludarte en la fiesta de la Residencia, que no he podido organizar una minúscula cena que nos sirviera de encuentro, que te veo en el messenger y no tengo un minuto para mandarte un beso, yo, que te sé lejos ahora, te echo de menos.
Un beso, cielo

5:27 p. m.  
Blogger Roberto said...

un beso enorme. Te llamo cuando vaya a Madrid, me llamas si vienes por aquí.
Te quiero mucho.

2:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home